Xico perdonó a Gattás millones de pesos en deuda

Comparte vía:

Ciudad Victoria.- Rivales en la política, cómplices en negocios turbios. Es así que se presenta la compleja relación entre estos dos personajes cuando menos polémicos de la capital victorense.

Desde hace tiempo ya existían extensos y muy sonados rumores de alianzas secretas entre el aspirante a alcalde Eduardo Gattás y Xico González el alcalde con licencia o mejor conocido entre la ciudadanía como el alcalde bailarín. Como muestra un vídeo publicado en las redes sociales del precandidato por Morena en septiembre del 2020, en donde Gattás acusa al gobierno estatal y al partido blanquiazul de utilizar despensas con fines políticos, sin mencionar ni una sola vez el pésimo trabajo que realizó el alcalde bailarín en plena crisis sanitaria. Omisión que muchos vieron cómo deliberada y, que refuerza la idea ya extendida de que, las aspiraciones de Gattás por ganar la alcaldía en realidad tienen un fin más perverso: vender su derrota al mejor postor. Como lo hiciera en su momento en las elecciones donde ganará González Uresti.

Ahora, en pleno año 2021 un militante de Morena denuncia con expediente en mano donde se integra documentación oficial, en la que sustenta la acusación de la deuda millonaria que Xico perdonó a Gattás al no pagar refrendo de 25 licencias publicitarias en los ejercicios fiscales de 2018, 2019 y 2020. Deuda que sumaría, hasta el 2020, más de medio millón de pesos, esto en un estimado rápido que se hizo con el valor que tuvo la expedición de estas licencias en el año fiscal de 2016.

Xico González, todavía alcalde de Victoria en febrero del 2020 realizó un operativo contra aquellos particulares que, a través del uso de espectaculares, incumplían el Reglamento de Imagen Urbana.

Da la casualidad que aunque las licencias de publicidad a nombre de Eduardo Gattás no fueron renovadas y seguían operando, no fueron cancelados los anuncios en ese, ni en ningún otro operativo.

Poniendo de manifiesto las sombrías alianzas políticas y económicas, muy lejos de la imagen que desean aparentar ante la ciudadanía victorense, que a estas alturas ya no se deja engañar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *