Caso CDV: ¿un escándalo político electorero más?

Comparte vía:

Tamaulipas.- La solicitud de juicio de procedencia que hizo ayer la Fiscalía General de la República (FGR) contra el gobernador de Tamaulipas, Francisco Cabeza de Vaca, podría no llegar más que a un escándalo mediático electorero. Y es que tanto el artículo 111 de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos y el artículo 152 de la Constitución del estado de Tamaulipas tienen algo que decir al respecto.

Dice la Constitución Mexicana que no basta con que la fracción mayoritaria de Morena en la cámara baja vote a favor la declaración de procedencia para que García Cabeza de Vaca sea juzgado.

Previo a las investigaciones que pudiera tener la FGR, la declaratoria de la Cámara de Diputados debe enviarse al Congreso local, cuyos integrantes, en el ejercicio de sus propias atribuciones, deberán “proceder como corresponda.”Esto quiere decir que el Congreso local de Tamaulipas, donde García Cabeza de Vaca tiene mayoría, está obligado a emitir su propia declaratoria y únicamente si dos tercios de sus integrantes lo consideraran pertinente, entonces se turnaría la acusación ante el Tribunal Superior local, donde igualmente tiene influencia el gobernador, para que ahí muera en definitiva la denuncia de la FGR.

Antes este hecho, todo el zafarrancho de estos dos días jurídicamente no tendrá consecuencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *